Comportamiento de las infecciones de transmisión sexual en adolescentes Acta Médica del Centro / Vol. 8 - No. 3 - 2014

 

COMUNICACIÓN

 

Comportamiento de las infecciones de transmisión sexual en adolescentes

 

Behavior of sexually transmitted infections in adolescents

 

 

Dra. Lidia Pérez Morffi1, Dra. María de los Ángeles Santos Blanco2, Dra. Yenisey de la Paz Pérez3

1 Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Profesor Instructor de la Universidad de Ciencias Médicas "Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz", Santa Clara. Policlínico Universitario "Juan Bruno Zayas", Cifuentes, Villa Clara, Cuba. Correo electrónico: policifu@capiro.vcl.sld.cu
2 Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Profesor Instructor de la Universidad de Ciencias Médicas "Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz", Santa Clara. Policlínico Universitario "Juan Bruno Zayas", Cifuentes, Villa Clara, Cuba.
3 Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Profesor Instructor de la Universidad de Ciencias Médicas "Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz", Santa Clara. Policlínico Universitario "Juan Bruno Zayas", Cifuentes, Villa Clara, Cuba.

 

 


RESUMEN

Los estudios realizados en el ámbito mundial y en Cuba sobre las infecciones de transmisión sexual y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida en la adolescencia demuestran la necesidad de una atención integral por todos los sectores de la sociedad para lograr el equilibrio físico, psíquico y social del adolescente, lo que lo ayudará en su educación, única arma preventiva contra estas enfermedades. A pesar de conocerse sus características la incidencia de los problemas de salud sexual y reproductiva, y en particular las infecciones de transmisión sexual y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, aumentan. Las infecciones de transmisión sexual en general, y de manera especial el virus de inmunodeficiencia humana y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida en los adolescentes y jóvenes, constituyen un serio problema de salud y el riesgo de padecerlas está muy relacionado con el comportamiento sexual y las formas de protegerse, entre otros factores.

Palabras clave: enfermedades de transmisión sexual, adolescente 


ABSTRACT

Studies made at the global level in Cuba on sexually transmitted infections and acquired immunodeficiency syndrome in adolescence demonstrate the need for comprehensive care for all sectors of society to achieve physical, mental and social balance of teenager , which will help in their education, the only preventive  weapon against these diseases. Despite the known characteristics the incidence of the problems of sexual and reproductive health, including the increase of sexually transmitted infections and acquired immunodeficiency syndrome. Sexually transmitted infections in general, and especially the human immunodeficiency virus and acquired immunodeficiency syndrome in adolescents and young adults are a serious health problem and the risk of suffering is closely related to sexual behavior and ways protected, among other factors.

Key words: sexually transmitted diseases, adolescent 


 

 

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) se encuentran dentro de las primeras causas de morbilidad en el mundo. Se calcula que alrededor de 333 millones de personas son afectadas cada año y Cuba no está exenta de este crecimiento. Con la aparición del virus de inmunodeficiencia humana y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (VIH/SIDA) se ha producido una nueva y dramática transformación del panorama de la venereología. 1,2
En Latinoamérica y el Caribe las cifras por contagio han presentado un considerable aumento. Haití es el país más afectado -5.6% de su población total- y la India el segundo del mundo con más enfermos de SIDA, detrás de Sudáfrica que tiene 5.3 millones de infectados, o sea, el 20% de su población.3
Estas enfermedades tienen una dimensión psíquica, social y comunitaria particular por su vinculación con el ámbito y la vida sexual. La adolescencia es definida por la Organización Mundial de la Salud como el período de la vida que transcurre entre los 10 y los 19 años y se divide en dos fases: la adolescencia temprana, que abarca desde los 10 hasta los 14 años, y la adolescencia tardía, que comprende desde los 15 a los 19 años. Esta etapa es crucial porque en ella se producen profundos cambios físicos, psicológicos y sociales que impactan en el resto de la vida de los seres humanos.4
En estudios sobre adolescentes se han demostrado el inicio de las relaciones sexuales a edades cada vez más tempranas, las relaciones intermitentes, una gran actividad sexual en algunos grupos dentro del total de adolescentes, el cambio frecuente de pareja, la práctica del sexo no seguro y la ignorancia sobre las ITS -las consideran inmorales y vergonzosas-. Las características propias de la adolescencia como la falta de control de los impulsos, la ambivalencia emocional, los cambios emotivos y de conducta, la maduración sexual temprana y el interés en el sexo propician la iniciación de las relaciones sexuales de tipo coital y mantener comportamientos de riesgo que los exponen a ser víctimas comunes de las ITS/SIDA.5
Los estudios realizados en el ámbito mundial y en Cuba sobre las ITS/SIDA en la adolescencia demuestran la necesidad de una atención integral por todos los sectores de la sociedad para lograr el equilibrio físico, psíquico y social del adolescente, lo que lo ayudará en su educación, única arma preventiva contra estas enfermedades. A pesar de conocerse sus características la incidencia de los problemas de salud sexual y reproductiva, y en particular las ITS/SIDA, aumentan.6
Los adolescentes propician los comportamientos sexuales riesgosos por presentar una maduración sexual más temprana, por la ruptura de los antiguos patrones de conducta y por la confianza en el tratamiento, entre otros, a los que se hace referencia en este estudio.
Las ITS constituyen un problema social, económico, cultural y médico porque tienen características que permiten diferenciarlas de otras enfermedades transmisibles por las secuelas que producen.7 Las infecciones de transmisión sexual en general, y de manera especial el VIH/SIDA en los adolescentes y jóvenes, constituyen un serio problema de salud y el riesgo de padecerlas está muy relacionado con el comportamiento sexual y las formas de protegerse, entre otros factores. 8,9
Se dice que prevenir es mejor que curar, pero en el caso del SIDA prevenir no es simplemente mejor que curar: es la única opción. Para el caso de una enfermedad mortal y no curable es necesario prevenir con total seguridad pues no vale una prevención parcial para esta enfermedad mortal y no curable. Desde el punto de vista epidemiológico la prevención más eficaz es cuando se aborda en los primeros estadios, más que en los últimos a través de condones y jeringuillas estériles. Por lo tanto conviene actuar en "el proceso de producción de la enfermedad" y luchar para que no crezcan las prácticas y los grupos de riesgo. Si los grupos de alto riesgo no disminuyen y no varían su conducta nadie puede asegurar que la enfermedad será erradicada y que la difusión del SIDA disminuirá porque mientras persistan los comportamientos que favorecen la transmisión habrá un aumento de los infectados y un crecimiento de la enfermedad.10
Esta temática demuestra que el conocimiento solamente no es importante cuando las actitudes y conductas son otras, sino que lo más importante es la información y la orientación permanente sobre minimizar los riesgos que conllevan a la aparición de enfermedades de transmisión sexual. El control de las ITS depende de fomentar las prácticas sexuales seguras; es fundamental educar a las personas y explicarles cómo evitar la propagación de estas enfermedades, especialmente si usan el preservativo.10 Es prioridad desarrollar acciones educativo-preventivas como estrategias terapéuticas para combatir las enfermedades de transmisión sexual.

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Organización Panamericana de la Salud. Informe de la I Conferencia de Cooperación Técnica Horizontal de América Latina y el Caribe en VIH/SIDA y ETS. En: Memorias I Foro VIH/SIDA/ETS. Rio de Janeiro: OPS; 2000.

2. Holmes K, Mardh P, Sparling P. Sexually Transmitted Diseases. 3rd ed. New York: McGraw-Hill; 1999.

3. Westrom L, Eschenbach D. Pelvic inflammatory disease. In: K. Holmes, P. Mardh P. Sparling P (Eds). Sexually Transmitted Diseases. 3rd ed. New York: McGraw-Hill; 1999. p. 783-809.

4. Ramos Valle I, Louro Bernal I, Fariñas Reinoso AT, Llanusa S, Rojo Pérez N. Participación multisectorial en la respuesta nacional para la prevención y atención a la epidemia del VIH/SIDA. República de Cuba, 2007-2008. Med Soc. 2010 Sep;5(3):192-202.

5. Salud de los adolescentes [Internet]. USA: Medlineplus; 2013 [actualizado 12 Ago 2013; citado 12 Nov 2013]. Disponible en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/teenhealth.html

6. Magaña Hernández M. Salud en la escuela y adolescencia [Internet]. España: XIII Congreso de la Sociedad Española de Medicina del Adolescente; 2010 [citado 17 Mar 2010]. Disponible en: http://www.spapex.org/spapex/adolescencia02/intromesa1.pdf

7. Santín Peña M. El VIH/SIDA en la adolescencia, Cuba 1987 hasta abril 2004: un enfoque epidemiológico. Rev Cubana Med Trop [Internet]. 2011 [citado 12 Nov 2013];58(3):[aprox. 7 p.]. Disponible en: http://www.spapex.es/adolescencia02/ponencias.htm

8. Ministerio de salud. Infección de trasmisión sexual [Internet]. Argentina: Dirección de Sida y ETS; 2008 [actualizado 16 Dic 2008; citado 12 Nov 2013]. Disponible en: http://www.msal.gov.ar/sida/index.php/informacion-general/vih-sida-its-y-hepatitis-virales/infecciones-de-trasmision-sexual

9. Hillier S. Bacterial vaginalis. En: Holmes K, Sparling P. Mardh P. Sexually Transmitted Diseases. 3rd ed. New York: McGraw-Hill; 1999. p. 563-86.

10. Corona Lisboa J, Alcalá Jorge O. Comportamiento sexual y conocimiento sobre infecciones de transmisión sexual en estudiantes venezolanos de un liceo del municipio de Miranda. MEDISAN  [Internet]. 2013 Ene [citado 2 Feb 2014];17(1):[aprox. 5 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S102930192013000100011&script=sci_arttext

 

 

 

Recibido: 25-3-14
Aprobado: 8-5-14

 

 

Lidia Pérez Morffi. Policlínico Universitario "Juan Bruno Zayas". Mollinedo No. 47, Cifuentes, Villa Clara. Cuba. Código Postal: 52900. Correo electrónico: policifu@capiro.vcl.sld.cu

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Añadir comentario



Copyright (c) 2016 Lidia Pérez Morffi, María de los Ángeles Santos Blanco, Yenisey de la Paz Pérez