Acta Médica del Centro

CULTURA Y MEDICINA

Breve reseña sobre la historia de la Urología en Villa Clara, antecedentes y retos actuales

Dr. Yelian Peña Moya, Dr. Yumar de la Paz Pérez, Dra. Esther Gilda González Carmona

Hospital Clínico Quirúrgico Universitario “Arnaldo Milián Castro”, Santa Clara, Villa Clara, Cuba

 

RESUMEN

Introducción: en los años 60 en la Provincia de Villa Clara quedó constituido el Servicio de Urología en el Hospital “Celestino Hernández Robau”; en la actualidad está difundido por toda la provincia y tiene su eje fundamental en el Hospital “Arnaldo Milián Castro”. Objetivo: dar a conocer con más profundidad los diferentes acontecimientos relacionados con la Urología en Villa Clara. Método: se realizó una revisión de los expedientes y se entrevistó a los profesionales de más años de experiencias. Desarrollo: en los años 60 el Dr. Julio César Vigil Quiñones desempeñó su servicio social verticalizado en esta Especialidad. El desarrollo científico-tecnológico ha estado presente en todos los momentos de la Urología y ha hecho posible el surgimiento de nuevos medios, así como la implementación de nuevas técnicas quirúrgicas para mejorar la calidad de vida. Conclusiones: los avances alcanzados han repercutido favorablemente en la población cubana y villaclareña específicamente porque han mejorado la calidad de vida de los pacientes atendidos.

Palabras clave: historia; urología

ABSTRACT

Introduction: in the 60's in Villa Clara Province was established the Urology Service in the Celestino Hernandez Robau Hospital; at present, it is widespread throughout the province and has its fundamental axis in the Arnaldo Milián Castro Hospital. Objective: to make known in more depth the different events related to Urology in Villa Clara. Method: a review of the files was carried out and the professionals with more years of experience were interviewed. Development: in the 60's, Dr. Julio César Vigil Quiñones performed his social service verticalized in this specialty. The scientific-technological development has been present in all Urology moments and has made possible the emergence of new means as well as the implementation of new surgical techniques to improve the quality of life. Conclusions: the achieved advances have favorably rebounded the Cuban and Villa Clara population, specifically because they have improved the quality of life for the patients treated.

Key words: history; urology

INTRODUCCIÓN

La Urología es la rama de la medicina que estudia las afecciones del aparato genitourinario del hombre y el urinario en la mujer.
La palabra “urología” fue citada por primera vez por el francés Leroy D´Etoilles, en el año 1840, como una rama de la ciencia médica que estudia los problemas del aparato urinario, pero no fue aceptada oficialmente hasta 1896, cuando se funda la Asociación Francesa de Urología, que después se expandió por todo el mundo.1,2
En cuevas del sur de Francia se aprecian dibujos que describen la técnica de la circuncisión que datan de hace aproximadamente 20 000 años; esta técnica posteriormente la practicaron los egipcios, los hebreos y los romanos, entre otros. Hasta la actualidad son consideradas las primeras manifestaciones médicas relacionadas con la Urología.2
Desde el siglo VII a. de C. los chinos mencionan diagnósticos y terapéuticas de ciertas enfermedades urinarias como la retención aguda de orina, el manejo de los cálculos urinarios y las enfermedades venéreas y recomendaciones en el aspecto sexual e higiénico relacionado.2
Entre los años 3 400 al 1 200 a. de C. se documenta la existencia de catéteres uretrales en las primeras ciudades del fértil y creciente imperio egipcio e igualmente se hablaba de síntomas obstructivos urinarios, infecciones de transmisión sexual y litiasis.2
En un grabado de la tumba de Ankhmahor (Visir del Rey Teti, sexta dinastía, alrededor del año 2 345 a. de C.), en Sakkara, se ven los pasos seguidos durante la circuncisión, práctica egipcia, sobre todo de las clases superiores y de los sacerdotes (figura).2

Figura. Escenas de la circuncisión. Tumba de Ankhmahor (sexta dinastía-2 345 a. de C.)
Fuente: Potenziani J. Historia de la Urología (I). 2006

Un texto indio del año 1 000 a. de C. hace mención de tubos de plata, hierro y madera recubiertos con mantequilla líquida para lograr, a través del cateterismo uretral, la evacuación de orina en pacientes obstruidos. Mencionaba también el manejo de las estrecheces uretrales y las litotomías para el tratamiento de los cálculos vesicales.1,2
Esas son las primeras manifestaciones médicas relacionadas con la Urología, pero su nacimiento se inicia a partir de la segunda mitad del siglo XIX gracias a la conjunción de tres importantes factores: la creación del cistoscopio, un emblema de esta especialidad; la litotricia, procedimiento para triturar cálculos urinarios y la imperiosa necesidad de crear una subespecialidad quirúrgica, la urológica, distinta a la cirugía general no solo por el concurso de brillantes individualidades, sino también por la profundidad y la extensión de sus temas, que hacían prácticamente imposible que un cirujano general los dominara todos.1-3
Durante el siglo XX la expansión sufrida por la Urología fue avasallante y la colocó en el tope de las subespecialidades quirúrgicas no solo por sus avances tecnológicos, sino también por la trascendencia de sus investigaciones en el campo litiásico y el oncológico, que afectaron positivamente la calidad de la atención médica, algo que se reflejó en los índices de calidad de vida y de sobrevida de diferentes enfermedades urinarias y que no tenía comparación en la historia de la cirugía y de la recién creada especialidad.1,2
Las primeras manifestaciones de la Urología cubana comienzan a principios del siglo XIX pues, aunque en el extranjero habían ocurrido diversos descubrimientos y estudios sobre estructuras genito-urinarias, así como rudimentarios procedimientos de cauterizaciones, dilataciones y punciones vesicales, el paupérrimo estado de la Medicina cubana no había permitido mayores logros. En el siglo XIX los primeros cirujanos urológicos acometen con éxito variable algunas intervenciones quirúrgicas.4
En la década de 1820 a 1830 uno de los grandes precursores, el Dr. Tomás Montes de Oca, realizó ensayos con sondas de su invención y obtuvo resultados satisfactorios; también trató las estrecheces de la uretra con el tallo de una planta llamada parasolillo. En 1842 el Dr. Nicolás José Gutiérrez practicó, por primera vez en Cuba, la primera talla hipogástrica. Pocos años después el Dr. José Atanasio Valdés realizó la primera uretrotomía interna (utilizó el uretrótomo de Maisonneuve). En 1854 el Dr. Esteban González del Valle realizó otra talla hipogástrica con éxito. Por esta época ya se efectuaban litotricias con relativa frecuencia. El Dr. Federico Gálvez realizó, a fines de los años 50, una notable operación por elefantiasis del escroto.4
En este período se destaca como un gran cirujano urológico el Dr. José Guillermo Díaz, que realizó numerosos aportes, entre otros, numerosas tallas hipogástricas, resecciones prostáticas y perineales y litotricias. En 1863 el Dr. Casimiro Sáez realizó con éxito la operación más notable que se haya realizado en Cuba por elefantiasis del escroto, que alcanzó el peso de cinco arrobas. Sáez practicaba la litotricia con notable maestría y es considerado uno de los precursores de la Urología en Cuba. Al Dr. Federico Horstmann, notable anatomista y cirujano, se debe un interesante trabajo sobre uretrotomía interna en el que presenta siete casos y que fue publicado en la Gaceta de Ciencias Médicas de 1868.4
Uno de los grandes cirujanos de esta época es el Dr. Ignacio Plasencia al que se debe, entre numerosos aportes valiosos, su Tesis de Ingreso a la Academia de Ciencias sobre las uretrotomías internas. En el año 1876 el Dr. Felipe Rodríguez, destacado médico legista y patólogo, brindó las primeras clases sobre Urología en Cuba, en su domicilio y de manera gratuita. El Dr. Gabriel Casuso Roque, natural de Matanzas y considerado el padre de la Ginecología en Cuba, realizó en 1887 la primera nefrectomía con éxito en Cuba. Al año siguiente otra de las glorias quirúrgicas, el Dr. Raymundo Menocal, realizó la primera nefrectomía transperitoneal y la nefrolitomía, ambas con muy buenos resultados.4
A fines del siglo comenzaba a destacarse en Cuba el Dr. Pedro Albarrán y Domínguez. Se graduó en España, amplió sus conocimientos en Francia y junto con su hermano Joaquín fue discípulo de Guyon en París. Realizó todo tipo de intervenciones urológicas con notable éxito, como la primera nefrolitotomía con nefrorrafia con éxito definitivo. Fue profesor de Urología, a él se deben en gran parte los progresos de esta especialidad en Cuba. En el Hospital Clínico Quirúrgico Docente “General Calixto García”, de la Ciudad de La Habana, existe un pabellón que perpetua su memoria. Fundó por aquellos días en el antiguo Hospital No.1 la primera clínica de enfermedades de las vías urinarias en Cuba, que llevaba el nombre de Sala Sáez, en recuerdo del Dr. Casimiro Sáez.4
El Dr. Joaquín Albarrán y Domínguez, tras sucesivos éxitos y reconocimientos en varias naciones europeas, se convierte en una figura de relieve internacional. En 1906 llega a la cumbre de su carrera al ser elegido sucesor de Guyon como titular de la Cátedra de Vías Urinarias en el Hospital Necker, a la prodigiosa edad de 34 años, logro sin precedentes para un médico cubano que lo elevó a la posición cimera en la Urología mundial. Se destacó como clínico, cirujano, urólogo, fisiólogo e histopatólogo. Sagua la Grande, ciudad próspera de la antigua Provincia de Las Villas, fue la cuna de estos hermanos, eminentes médicos cubanos.4-6
Un buen conocimiento de la historia de la Urología es un poderoso auxiliar para comprender mejor la perspectiva de la especialidad, su evolución y sus tendencias. Por este motivo se realizó una revisión de los expedientes y se entrevistó a los profesionales más experimentados con el fin de conocer con más profundidad los diferentes acontecimientos relacionados con la historia de la Urología en la Provincia de Villa Clara.
El cabal conocimiento de cualquier rama de la Medicina o de la Cirugía no debe limitarse solamente al saber científico o técnico de la especialidad, sino que el práctico debe indagar en el pasado las raíces que dieron origen a su nacimiento.7

DESARROLLO

En la antigua Provincia de Las Villas, especialmente en la Ciudad de Santa Clara, antes del triunfo de la Revolución algunos cirujanos generales practicaban la Urología (los Doctores Diego Velasco Ruiz y Amador Rojas Pérez).8 Después del triunfo revolucionario el Sistema Nacional de Salud en Cuba sufrió un duro golpe debido al éxodo de algunos profesionales de la salud hacia los Estados Unidos. El pueblo no quedó desamparado porque se tomaron medidas: en 1963 fue enviado a esta ciudad el Dr. Julio César Vigil Quiñones para desempeñar su servicio médico social rural verticalizado en la Especialidad de Urología.8,9 A partir de este período y hasta la fecha por la provincia han transitado múltiples Especialistas en Urología, algunos debido a circunstancias de la vida ya no están físicamente.
El primer Servicio de Urología en la Provincia de Villa Clara estuvo ubicado en el Hospital Provincial de Santa Clara, actualmente nombrado Hospital Asistencial “Celestino Hernández Robau”, se desempeñaron como Jefes de Servicio el Dr. Avelino hasta 1970, el Dr. Julio Durán Prieto, desde 1970 hasta 1979, el Dr. Rafael Zenespleda Mondeja, desde 1979 hasta 1987 y, posteriormente, el Dr. Julio Cesar Vigil Quiñones, desde 1987 hasta diciembre de 1991, año en el que se traslada el servicio al recién inaugurado Hospital Clínico Quirúrgico Universitario “Arnaldo Milián Castro”. Hasta julio de 2011 fue su Jefe de Servicio el Dr. Vigil Quiñones, ese año lo sustituyó el Dr. Rafael Rodríguez Delgado.9
La primera litotricia se realizó el día 9 de diciembre de 1991 con un equipo de la marca LITOSTAR, de la Siemens, que permaneció en el hospital hasta el año 2006 y posteriormente fue reemplazado por uno Piezolit 3000, de la Richard Wolf. Fueron fundadores de este servicio los Doctores Rafael Zenespleda Mondeja, Pedro Rosado Lizano y Raúl Santiago López Montes, que aún trabaja en la institución.
En cuanto a la operación de mínimo acceso o mínimamente invasiva desde la década de los años 70 se dieron algunos pasos, al inicio algo más trabajosos pues se realizaban resecciones transuretrales de próstata y de tumores vesicales y cistoscopías diagnósticas. Los Doctores Oscar Bonilla y José Antonio Hernández Pérez se encargaban de estos procedimientos, que en el año 1981 comenzaron a realizarse de una forma más organizada y dinámica. En junio de 2003 se comenzaron a realizar a través de la imagen video asistida, lo que facilitaba aún más su realización; el Dr. Ariel Félix López González los realiza actualmente. En octubre de 2003 el Dr. Jorge Cándido Monzón Rey comenzó a realizar algunos procedimientos endourológicos del tracto urinario superior (nefrostomías percutáneas y ureteroscopia); en 2011 se oficializó el grupo integrado por los Doctores Monzón Rey y Freddy Castillo Guerra. Gracias a los avances científico-técnicos y a la voluntad del Sistema de Salud cubano de mejorar los medios diagnósticos10 en enero de 2015 el Dr. Yumar de la Paz Pérez logró realizar la cistoscopia diagnóstica video asistida.
En el año 2012 el Dr. Luis Enrique Pérez Moreno inició en esta región la intervención quirúrgica de incontinencia urinaria de esfuerzo (femenina) por vía vaginal (técnica transobturatriz), que consiste en elevar la uretra mediante una malla; hasta el momento se han obtenido buenos resultados.
En la actualidad se incorporan las técnicas quirúrgicas lumboscópicas y lumbolaparoscópicas que han favorecido a algunos pacientes con varicocele y quistes renales grandes, pero sin resultados importantes pues es de reciente implementación en Villa Clara.
A lo largo de los años se ha formado un conjunto de Especialistas en Urología: los primeros, profesores de profesores, que con toda su dedicación y su entrega diaria al trabajo le han dado continuidad al proceso docente educativo y han contribuido a la formación de muchos especialistas cubanos y de otras naciones, todos formados con el amor y la dedicación que caracteriza al médico cubano. En este proceso docente educativo han jugado un papel muy importante el Dr. Cruz Cobo, que tuvo la oportunidad de formar muchos especialistas, y la Dra. Esther Gilda González Carmona, que ha puesto en la cima la docencia médica en Villa Clara, específicamente en el Servicio de Urología.
Actualmente en la provincia hay 13 residentes de diferentes países: Nicaragua, Arabia Saudita, Venezuela, Ecuador, México, Bolivia, El Salvador, República Dominicana y Colombia. El claustro de profesores cuenta con 17 asistentes, tres instructores, un auxiliar, un especialista de segundo grado y cuatro investigadores agregados.

Retos actuales
- Incrementar el número de Especialistas de II Grado en Urología, así como el número de maestrías
- Elevar la calidad de las tesis de terminación de especialidad y de las investigaciones que se ejecutan en el servicio
- Fortalecer el tránsito a categorías docente superiores, de instructor a asistente y de asistente a auxiliar
- Perfeccionar el trabajo metodológico en la Cátedra de Urología y el proceso de enseñanza aprendizaje de la asignatura en la Carrera de Medicina.

CONCLUSIONES

La Urología, como otras especialidades, ha sufrido transformaciones significativas desde su inicio a la actualidad en dependencia del grado de desarrollo científico-tecnológico adquirido, de la preparación del personal médico y paramédico y del interés de las instituciones de salud para avanzar en este sentido. Los avances alcanzados han repercutido favorablemente en la población mundial, cubana y villaclareña, específicamente porque han mejorado la calidad de vida de los pacientes atendidos.

AGRADECIMIENTOS

Agradecemos la colaboración especial de los trabajadores del Servicio de Urología por su ayuda y su cooperación en la realización de esta investigación.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Hinoztroza JA. Apuntes. Reseña histórica de la urología (mundial y local)(4ta parte). Rev Chil Urol [Internet]. 2012 [citado 12 Oct 2017];77(4):[aprox. 15p.]. Disponible en: https://www.revistachilenadeurologia.cl/urolchi/wp-content/uploads/2015/12/08_historia_de_la_urologia_4_parte.pdf
  2. Potenziani J. Historia de la Urología (I). Academia Biomédica Digital [Internet]. 2006 Ene-Mar [citado 12 Oct 2017];26:[aprox. 29p.]. Disponible en: http://vitae.ucv.ve/pdfs/VITAE_196.pdf
  3. Garduño-Arteaga L, Castell-Cancino R, Virgen-Gutiérrez JF, Jaspersen-Gastelum J, Rosas-Nava JE. Ureteroscopia: Experiencia de 20 años del Hospital General de México. Rev Med Urol [Internet]. 2011 [citado 12 Oct 2017];71(6):325-330. Disponible en: http://www.revistamexicanadeurologia.com/Revistas/2011/Espanol/Noviembre-Diciembre/04_AO_UTEROSCOPIA.pdf
  4. Madrigal Lomba R. Evolución de la Urología en Cuba durante el siglo XIX. Rev Méd Electrón [Internet]. 2006 [citado 20 Oct 2017];28(4). Disponible en: http://www.revmatanzas.sld.cu/revista%20medica/ano%202006/vol4%202006/tema16.htm
  5. Wong Corrales LA, Álvarez Rodríguez Y. Dr. Joaquin Albarrán un cubano digno. Rev Med Electrón [Internet]. 2011 Sep-Oct [citado 20 Oct 2017];33(5):[aprox. 11p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1684-18242011000500014
  6. Fernández Arias M. Joaquín María Albarrán Domínguez (1860-1912), un cubano universal (Discurso pronunciado en la conmemoración del centenario de su desaparición física). Rev Haban Cienc Méd [Internet]. 2012 Mar [citado 20 Oct 2017];11(1):3-10. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2012000100002&lng=es
  7. Maganto Pavón E. El conocimiento de la historia de la urología: un compromiso docente. Actas Urol Esp [Internet]. 2004 [citado 20 Oct 2017];28(10):[aprox. 3p.]. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0210-48062004001000002
  8. Rivero Alvisa A, Puente Guillén MJ. Honrar, honra. Hospital General Calixto García. Rev Cubana Urol [Internet]. 2012 [citado 20 Oct 2017];1(1):[aprox. 13p.]. Disponible en: http://www.revurologia.sld.cu/index.php/rcu/article/view/18/21
  9. De la Paz Péres Y, González Carmona EG, Pérez Moreno LE. Biografía del Dr. Julio Cesar de Jesús Salvador Vigil Quiñones. Rev Cubana Urol [Internet]. 2015 [citado 20 Oct 2017];4(2):[aprox. 3p.]. Disponible en: http://www.revurologia.sld.cu/index.php/rcu/article/view/237/254
  10. De La Concepción Gómez OM. La Urología que nos espera. Rev Cubana Urol [Internet]. 2014 [citado 20 Oct 2017];3(2):[aprox. 1p.]. Disponible en: http://www.revurologia.sld.cu/index.php/rcu/article/view/227/217

 

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses

 

Recibido: 13-3-2018
Aprobado: 27-4-2018

 

Yelian Peña Moya. Hospital Clínico Quirúrgico Universitario “Arnaldo Milián Castro”. Avenida Arnaldo Milián Castro No. 5 e/ Avenida 26 de julio (Doble Vía) y Circunvalación. Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Código Postal: 50200 Teléfono: (53)42270000 yelianpm@infomed.sld.cu

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2018 Yelian Peña Moya, Yumar de la Paz Pérez, Esther Gilda González Carmona